Un apartamento en Copenhague

Me encanta enfrentarme al desafío de distribuir un espacio pequeño. Y es que, en la mayoría de los casos, resulta más difícil y retante encajar una buena distribución en pocos metros cuadrados.

Claro ejemplo de que un buen diseño puede crear un espacio organizado y acogedor es este apartamento en Copenhague del arquitecto Emil Dervish.

En solo 66 metros cuadrados se organizan salón-cocina, dos dormitorios y baño.

Las claves de su arquitectura interior:

  • compartimentación: resuelta con armarios de suelo a techo
  • colores: neutros + pinceladas de verde y negro
  • cocina: mínimal y lineal
  • calidez: aportada por la madera del pavimento y los armarios
  • paredes de espejo: amplían espacios en dormitorio y puerta de baño


Y ahora las relajantes imágenes de un apartamento perfecto …
¡disfrutar la visita!

Imágenes Emil Dervish

 

Tambien te puede gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *