Despertar en Palm Springs

Un día de Mayo, me levanté tempranito, tomé un tren madrugador y en un par de horas desembarqué en la capital de España. Un poco de trabajo, una comida rápida y un paseo hacia los Jerónimos. En la calle Antonio Maura 8, un centenario edificio desborda inspiración estos días. Atravieso su puerta y … comienza mi descubrimiento de CasaDecor2017.

Sesenta y siete espacios y cada uno de ellos, diferente y especial. Hoy escribo sobre uno de mis favoritos, la Suite Wake Up in Palm Springs. Un dormitorio con tocador obra de la interiorista Patricia Bustos de la Torre.

Materiales, acabados y colores se mezclan sutilmente creando un espacio fresco y muy ‘chic’ en el que me quedaría un buen rato sin pensarlo.

Al acceder me recibe una mullida cama blanca, franqueada por dos mesillas y apliques de pared en blanco y dorado. Sobre ella, en la pared, un espejo distorsionante y misterioso.

El pavimento continuo, salpicado de piezas cerámicas de colores, regala luminosidad al espacio. La calidez la aportan los paneles de madera natural que enmarcan el paso hacia el tocador.

A la derecha de este espacio encontramos una pared panelada al centro con motivos geométricos en relieve (Orac Decor). A ambos lados, dos paneles de hierro y vidrio coloreado en tonos pastel simulan puertas.

Al centro una consola con piezas vintage.

En la pared de la izquierda dos armarios con puertas de madera y rejilla y con luminarias integradas.

Al fondo, bajo la ventana, una bañera de mosaico blanco hexagonal y grifería dorada.

A destacar, las dos instantáneas de Lumas que nos transportan al Palm Springs de otra época.

Las diferentes texturas, el mobiliario y los complementos de decoración, combinan armoniosamente sobre un fondo claro, creando una atmósfera ligera y elegante que invita al relax.

En siguientes entradas compartiré más interiores e ideas que encontré en esta edición de CasaDecor.

¡ Muchas gracias a Porcelanosa-Starwood por las invitaciones !

Imágenes vía CasaDecor y mipisito.

 

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Loft en NY

En los tiempos en que vivimos y, sobre todo, en las grandes ciudades, cada vez es más frecuente encontrar viviendas de pequeñas dimensiones, en las que cada metro cuadrado es un tesoro. En estos casos es absolutamente necesario un diseño adecuado de los espacios y una reforma minuciosa para obtener resultados óptimos.

Paseando por este mini apartamento de Nueva York encuentro mucha inspiración e ideas muy interesantes para no desperdiciar el más mínimo rincón. La doble altura de la vivienda es una ventaja que el equipo técnico ha aprovechado al máximo.

Cuando nos enfrentamos al reto de distribuir un espacio pequeño, debemos intentar encajar las necesidades de los propietarios con la realidad física del mismo. Algunas de las claves son: suprimir pasillos, diseñar estancias polivalentes y dejar en pie solo las separaciones extrictamente necesarias. Y todo ello para conseguir una vivienda acogedora, cómoda y placenteramente habitable, en la que exista un espacio para cada cosa.

En este apartamento han trabajado algunas de las anteriores premisas:

· vestíbulo, cocina y salón comparten un mismo espacio
· el mobiliario de cocina hace las veces de separador
· la bancada de cocina forma una barra para desayunos y comidas
· el espejo interior en la puerta del baño aporta amplitud visual
· los espacios de almacenaje se ubican bajo las escaleras
· la barandilla del altillo es también cabezal de la cama
· la luz fluye inundando cada rincón
· de regalo: una pequeña terraza con vistas hacia la ciudad

Y es que, en viviendas pequeñas no cabe el desorden, cada objeto debe tener su sitio.

Os dejo con las imágenes, pedacitos de inspiración para pequeñas y no tan pequeñas viviendas …

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar