Durmiendo cerca del cielo …

Las familias crecen y las casas se quedan pequeñas, y en el espacio que antes compartían dos, ahora hay más personitas y más cosas cada día. Desaparece el minimalismo y el orden en casa y pasa a reinar el ‘maximalismo’ y el caos, pero … ¡precioso caos!.

Esto es lo que pasaba en la casa que hoy visitamos, una vivienda adosada de dos plantas ubicada en un tranquilo paraje rural.
El día que conocí a los dueños y su casa, percibí que eran una familia tranquila y amante de las pequeñas cosas. También descubrí una maravillosa chimenea amarilla de fundición que me encantó. Y es que, para mi, quien elige tener una pieza así en su salón es alguien muy especial.

Estado inicial …
En la planta baja se ubica la zona de día, cocina, salón, baño y patio y en la planta alta la zona de noche, dos pequeños dormitorios, el principal y el de los tres niños, un baño y una terraza.

La vivienda necesitaba obras de renovación de la cubierta y los propietarios deseaban también redistribuir la planta alta y ganar espacio en los dormitorios y en el baño.

Tras unas cuantas medidas, otros tantos planos, muchas ideas y sin olvidar las necesidades de los cinco, llegamos a la solución óptima. Un distribuidor de menor tamaño y la creación de un altillo nos permitirían ampliar los dormitorios y el baño.

Estado final …
La habitación principal queda compartimentada en dos zonas, un pequeño vestidor y la alcoba.

Al dormitorio de los niños se le ha incorporado un altillo, donde se han ubicado dos literas y dos escritorios. Un par de pequeñas ventanas bajas permiten disfrutar de unas bonitas vistas sin levantarnos de la cama. La escalera de madera con barandilla de chapa perforada une este espacio con el nivel inferior, donde se encuentran los armarios, la cama del más pequeño y el acceso a la terraza.


El nuevo baño es más amplio. Sus paredes se han alicatado a media altura con azulejo cerámico blanco de 10×10 cm y se ha instalado pavimento hidráulico continuo hasta la ducha.

Techos inclinados con vigas de madera vistas, carpintería de aluminio verde y sin persianas, puertas castellanas lacadas en negro y un fijo de cristal junto a la escalera son algunos de los elementos que hacen que esta casa sea especial y muy acogedora.

Proyecto …
Reforma interior de vivienda unifamiliar  ·  Pinoso  ·  38,90 m²  ·  año 2014
Gema Hernández Albert · arquitecta técnica 

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Tambien te puede gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *