Construir un rótulo vintage

Los rótulos con bombillas son tendencia y bien elegidos pueden dar mucha personalidad a un espacio.

En post anteriores ya os he hablado de ellos. Podemos encontrar letras sueltas, como las de Delightful, símbolos y palabras, como los de Maisons du Monde, o encargarlos a medida, como el luminoso de LeCocó.
Pero si queréis tener uno personalizado y sois un poco manitas, podéis fabricar vuestro propio rótulo siguiendo las instrucciones de este tutorial.

¿Quién se atreve?

luminosomovie

N a v i d a d

Navidad2014-01

Espero que las luces y las risas brillen en todos vuestros pisitos estos días

¡  F e l i z  N a v i d a d  !

Objetos olvidados

cajayfloresgaleria_result

… y más objetos rescatados. Y es que tengo mucha suerte de tener una abuela propietaria de una casa grande donde se puede guardar mucho y de un abuelo que no tiraba nada …

Mis últimos hallazgos: una caja de madera de botes de leche condensada “Mariposa” y el cubo del aljibe del patio. Ambos llevaban años olvidados en la cambra y ahora lucen expléndidos muy cerquita de mi todos los días. Unas macetas y  ¡ ya está !

Os invito a rescatar y reciclar. Y si os apetece, a compartir conmigo vuestros tesoros olvidados.

😉

Otro tesoro del pasado: Una alfombra muy fresquita

Una alfombra muy fresquita

alfombra01recorteRetro9_result

Os presento a ReTaLeRa, la nueva alfombra de casa. Aunque es ya antigua…es fresquita y de colores y  ¡¡ nos encanta !!

Desde que ha llegado no ha estado sola. Siempre está acompañada de juguetes, muñecas, cojines, algún libro y, por supuesto, de mis niños…

No hay problema con ella, lo soporta todo encantada. Y cuando está un poco sucia un bañito, un centrifugado y … ¡ lista !

Tras años bajo un colchón de lana y otros tantos en el baúl de mi bisabuela, por fin se ha dado un viajecito y ahora disfruta de la luz del sol. Si tuviese boca estaría sonriendo…

A lo mejor le ponemos un vestido nuevo, un marco de tela estampada, unos flecos pero, más adelante, ahora la estamos disfrutando en estado puro.

Os animo a abrir los baúles y armarios de vuestras abuelas y rescatar algún tesoro dormido.

alfombra05F_result

alfombra04F_result

alfombra03F_result

alfombra06F_result

 

 

 

 

 

Un pedacito de Chueca

La gente que me conoce un poco, sabe que siempre estoy a la búsqueda de ideas inspiradoras. Hace unas semanas estuve por Madrid y me topé, sin pensarlo, con un local que me embelesó.

Perdido en una estrecha calle de Chueca encontré un resto-bar encantador, Le COCÓ. Su estudiado interiorismo y su ambiente super acogedor me cautivaron incluso antes de entrar. Ya dentro, cuatro amigas, unas tazas bien calentitas y una tertulia interesante en un ambiente perfecto.

COCÓ se presenta:
Sin alterar su fachada y su zócalo de granito, la cara exterior del local se muestra fresca y actual, enmarcada con el color verde pastel de su puerta y ventanas, el blanco roto de su cancela romántica y los tonos verdes y rosas de unas flores colocadas estratégicamente sobre el dintel.

Su estilo:
¿Chic-industrial con pinceladas románticas?, creo que así lo definiría.

– Paredes y techos en un blanco apagado destacan las acogedoras mesas de madera natural y las sillas de diferentes tipologías y colores, algunas más chic, tapizadas, y otras más industriales, de hierro pintado en diferentes colores.

– Lámparas suspendidas que proporcionan una iluminación puntual y crean un ambiente ideal para conversar y relajarse.

– El emblema del local, su rótulo, unas letras enmarcadas en hierro pintado e iluminadas con bombillas, destaca en una de las paredes dando carácter propio al negocio.

Sus espacios:
En la planta baja se ubica la barra, una amplia zona para mesas y los servicios y en el sótano un comedor compartimentado en varios espacios independientes, muy cómodos para un cena con amigos.

Son muchos los detalles que me gustaron: el estilo años 20 de las lámparas colgantes, la combinación de colores, la iluminación, los objetos reciclados usados para otros usos, como hojas de ventana como espejos, cajas de mercancías como estanterías,…

Para terminar de convenceros y animaros a que visitéis pronto este lugar, aquí tenéis las fotos que tomé.

lecoco01

lecoco02_result

lecoco03_result   lecoco04-01_result

lecoco04-02_result

lecoco04-03_result

lecoco06_result

lecoco07_result

lecoco08_result

lecoco09_result

lecoco11_result

 

La luz de San Francisco

Acabo de darme un paseo por San Francisco y he visitado una casa donde los rayos de sol campan a sus anchas.

Para garantizar la entrada de luz, se ha dotado a la vivienda de carpintería exterior de gran altura y ventanas apaisadas elevadas.

Parte del cerramiento de la escalera lo conforma un gran ventanal que sigue el diseño de cuarterones verticales del resto de ventanas. Y el peldañeado volado facilita la entrada de luz hacía el interior de la vivienda.

En el baño, las ventanas horizontales elevadas aportan la iluminación necesaria para un cómodo uso. En la zona de la ducha se aumenta la entrada de luz a través de una ventana ubicada en la parte baja del cerramiento exterior, quedando únicamente una franja opaca que evita ser visto desde el exterior.

El predominio de la transparencia en interiores y exteriores garantiza el fluir de los rayos solares. Lo que no observo en estas preciosas instantáneas es cómo se consigue la intimidad puntual en esta maravillosa vivienda.
¿Quizá sus inquilinos estén acostumbrados a ser vistos en todo momento?

San Francisco Floating House by Robert Nebolon Architects

San Francisco Floating House by Robert Nebolon Architects

San Francisco Floating House by Robert Nebolon Architects

San Francisco Floating House by Robert Nebolon Architects

San Francisco Floating House by Robert Nebolon Architects

San Francisco Floating House by Robert Nebolon Architects

Lo he visto en: Home Adore, Robert Nebolon Architects y Architizer

Dibujando en el armario

Hoy me apetece enseñaros unos armarios que han despertado rápidamente mi vena artística.

A la vez que cumplen su función nos regalan un gran lienzo donde dejarnos llevar por nuestra imaginación.
Dibujos, palabras, letras, números, lo que nos apetezca…
Hasta pueden valer para que los pequeñajos aprendan las matemáticas de forma diferente, suma aquí, resta allá y luego a borrar.

Un sueño para un niño y muchas posibilidades para los que no lo somos tanto. Creo fielmente que este arte efímero puede animar un ratito de nuestras vidas. Yo en casa he hecho algo parecido, os lo cuento otro día.

Lo importante es que nuestra vida sea cada día un poco más divertida, ¿no creéis?

armario-pizarra

armario-pizarra02

Mi fuente de inspiración: Graphic collection – Battistella